La Gran Muralla: Zhan Miyou y la leyenda de Tao Tei


Por: G. J. Jiménez -
@GJjimenezG

La muralla China guarda en su historia, leyendas, de las que muchas aún no han sido contadas.

El reconocido cineasta chino, Zhan Miyou, nos trae a la gran pantalla su primera película en inglés, totalmente rodada en China, y con un poco de esa grandiosa construcción, en compañía de actores como Matt Damon —que esta vez no será un rescatado, o por lo menos no del todo—, Andy Lau, a quien se le puede recordar de La casa de las dagas voladoras; el chileno, Pedro Pascal, quien hizo del príncipe Oberyn en Games of Thrones y otros como Willem Dafoe y Zhan Hanyu.

La Gran Muralla viene siendo la película más costosa que se ha rodado en Asia. 

La leyenda de Tao Tei

Uno de los hijos del gran Dragón, el Tao Tei, representa a uno de los monstruos mitológicos chinos más temibles. Phil Brennan, encargado de la creación de los antagonistas del film, lo describe como:

«Grande, como un oso pardo, musculoso, 
su boca es grande y roja, los dientes serrados,
 piel verde jade y sus garras son muy afiladas...
 capaces de desgarrar a alguien en cuestión de segundos... 
Le gusta devorar a los seres humanos, 
representa la avidez, la glotonería, 
su boca es grande como su apetito
 y desencaja la mandíbula inferior como algunas serpientes».


Sin embargo, son varios los tipos de Tao Tei que veremos en el film, teniendo primero a los zánganos, quienes son los que representan a la infantería y los de mayor número. Luego tenemos a los paladines, quienes conforman la guardia imperial, mucho más grandes que los zánganos y están para proteger a la reina. Funcionan bajo una mente colmena, donde nuestra última descrita, la reina, es quien los domina y sin ella, todos pierden su conexión. 

Los Tao Tei salen cada 60 años de las montañas de Jade para alimentarse de la humanidad.

La Gran Muralla

Dos mercenarios, un inglés y un español, irán en busca de un arma letal tras la Gran Muralla China: la pólvora.
Al cruzar, se encontrarán que quienes habitan en aquel lugar tienen un gran recelo por sus secretos y que son pocos los que se aventuran en ella y logran salir vivos de ahí. 

En su camino lucharán contra un Tao Tei y lo derribarán, llevándolo a la Gran Muralla, haciéndose pasar como comerciantes. Esto les permitirá no ser ejecutados, pero a cambio, terminarán siendo parte de una batalla épica entre los Tao Rei y el Imperio chino.

Fantasía, ciencia ficción o historia

El film nos habla de la leyenda, pero esta contiene algunos rasgos que, posiblemente fueron agregados, como elementos que buscan explicar a los Tao Tei.

Llegados desde un meteorito como castigo a un tiránico emperador, conectados como una mente colmena (argumento utilizado en varias obras de ciencia ficción y videojuegos, entre ellos los strigoi en The Strain, o Legion en Mass Effects)  y capaces de evolucionar con el paso del tiempo, siendo cada vez más peligrosos y mortales. La muralla, construida para protegerse de los mongoles, también resulta útil para protegerse de criaturas legendarias.

Dentro de todo esto, también tenemos antecedentes históricos como el de «Qin Shi Huang Di» o «Divino Primer Emperador de Qin», conocido por sus grandes obras y el haber logrado la unificación de China, y también por ser un "déspota".

Un resultado polémico

Por tratarse de Zhan Miyou, la crítica se ha visto dividida entre el espectáculo visual de la cinta y la falta de profundidad en los personajes, o lo poco que se logra entender de la historia. Es necesario investigar para tener una verdadera noción de qué va la película, porque a simple vista puede agarrar a más de un descuidado y sorprender con un desborde de batallas y fantasía. 

Muy poco es lo que dice la historia en esta obra, pero mucho lo que tiene para ofrecer a nivel visual, batallas, escenarios, vestuario, coreografías; todas las características positivas que sin duda Miyou podía ofrecer. Con unos minutos más de película se pudo haber agregado una cantidad de elementos a la historia que hubiesen ayudado en la profundidad de la misma.

Ante todo, es una película que debe ser recomendada por su grandes escenas, la belleza que desborda, las batallas y además, representa un paso en la historia del cine, que marca el posible inicio de  la coproducción cinematográfica entre China y Estados Unidos. 

Muy poco del hombre que estuvo detrás de la película «Hero» o «La casa de las dagas voladoras» , pero sigue siendo una grandiosa película llena de emoción y arte visual. 

También han sido planteadas algunas críticas referidas al hombre blanco, inglés, cuyas habilidades parecen ser ilimitadas, y que logra sorprender a todo el ejército chino; el español, secundario, gran guerrero pero más ambicioso y desinteresado por los acontecimientos de su entorno. Otro caso es el de la superioridad China ante el mundo, un comportamiento muy noble de soldados que, usualmente, no eran como se les describe y algunas críticas políticas como la representación del emperador en un niño malcriado y cobarde. 

0 comentarios :

Publicar un comentario